REQUEST INFORMATION WITHOUT COMMITMENT

 

 





*They are required fields

I accept the Privacy Policy

Pautas básicas de higiene bucodental

dentistas recomendados en Barcelona

Pautas básicas de higiene bucodental

Como uno de los dentistas recomendados en Barcelona queremos dedicar este nuevo post del blog a repasar cuáles son las pautas básicas a seguir en materia de higiene bucodental. Sabemos que pueden resultar obvias, pero tienes que reconocer que muchas veces pasamos algunas cuestiones por alto. Como no podía ser de otro modo, nuestra meta es que esto no ocurra.

Antes de nada, tenemos que tener claros los elementos que siempre han de intervenir en la rutina de higiene bucodental de rigor: el cepillo, el hilo dental y el enjuague bucal. Son tres aliados imprescindibles para poder tener una boca limpia y sana. Por supuesto, han de ir acompañados de las debidas revisiones periódicas en Clínica Blasi para comprobar que todo esté en order. En nuestra consulta estudiaremos tu caso para indicarte por ejemplo que cepillo usar, si eléctrico o manual, qué tipo de enjuague comprar o si debemos o no echar mano del hilo en función del estado de nuestras encías. Uno de los principales problemas que podemos sufrir en este sentido es la gingivitis, enfermedad bucal bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías.

Te recordamos que lo mejor es que el colutorio no contenga alcohol. Si por ejemplo queremos combatir un problema de halitosis lo más recomendable es elegir uno de menta fuerte. En cambio, tras un implante dental lo más aconsejable será usar uno con clorhexidina. Recuerda que este no es para uso habitual ya que, si abusas, pueden aparecer manchas en los dientes. El enjuague también es apto para niños pero en estos casos tiene que ser uno de sabor suave. De todos modos, el colutorio nunca puede sustituir ni al cepillo de dientes ni al hilo dental. Los tres forman un trío inseparable que nos procurará una buena salud bucodental.

En resumen, todo lo que acabamos de ver, un correcto cepillado y con la frecuencia adecuada, nos garantiza una boca sana, sin caries o enfermedades periodontales. Ten siempre presente que, si no te cepillas bien la boca, van a persistir almidones y azúcares que, sumados a los ácidos corrosivos, acabarán por provocar caries.